COVID-19 Prevención y tratamiento: una guía basada en la medicina china


por Noach Nestor Bittelman, L.Ac.


Traduccion del ingles: Colette Garzon


La pandemia del nuevo coronavirus SARS- CoV-2, responsable de la enfermedad COVID-19, se está expandiendo actualmente en todo el mundo. Al momento de escribir este artículo, más de 300,000 personas (06 Abril 2020 ahora más de un millón de personas) han sido infectadas con el virus, y se espera que el número crezca dramáticamente en los próximos días y semanas. Es importante tener en cuenta que aproximadamente 95% o más de las personas infectadas con el virus responsable de COVID-19 se recuperarán, algunas después de un período relativamente breve de unos cuantos días de enfermedad, y otras después de dos o más semanas de padecimientos relacionados con neumonía. Los ancianos y las personas con condiciones preexistentes tales como enfisema o padecimientos cardiacos se encuentran en mayor riesgo.


Los chinos poseen la mayor experiencia en el tratamiento de esta epidemia, y en este momento parecen haber ya cambiado el curso de la enfermedad tras descubrir cómo tratar efectivamente la enfermedad y evitar su propagación. Dado que las medicinas antivirales disponibles en el arsenal médico occidental no han sido efectivas para combatir el virus que causa COVID-19, el éxito en China se debe aparentemente a una serie de otros factores, incluyendo cuarentena y aislamiento, medidas de higiene y uso de máscaras y guantes. Sin embargo quizás el factor más influyente haya sido el uso generalizado de la Medicina Tradicional China (MTC), un hecho que no se ha difundido fuera de la literatura médica china.


Paneles expertos de médicos chinos formados por varios de los mejores médicos de MTC en China se reunieron para desarrollar estrategias de tratamiento y prevención para enfrentar la epidemia actual. El uso de hierbas medicinales chinas para prevenir la progresión de COVID-19 tiene un éxito superior al 90% según los análisis realizados por personal médico chino, y como consecuencia, Beijing ordenó el uso de hierbas medicinales chinas en provincias enteras para tratar tanto a los enfermos como a toda persona que se sospeche contagiada. Varias autoridades chinas han publicado los protocolos de tratamiento a base de fitoterapia china, los cuales han sido revisados y actualizados en el transcurso de los últimos dos meses a medida que se ha recopilado y analizado más información.


El tratamiento de MTC contra COVID-19 es complejo y por ende fuera del ámbito de este artículo. Basta decir que las estrategias de tratamiento a base de hierbas chinas contra COVID-19 distinguen por lo menos cuatro y hasta siete etapas diferentes de la enfermedad, y que cada individuo se trata con una fórmula de hierbas apropiada para la etapa de la enfermedad en la que se encuentra y de acuerdo con su propia constitución corporal. En otras palabras, una persona que apenas muestra síntomas recibirá una fórmula diferente que una persona con síntomas leves, o que un individuo con síntomas moderados o severos, o en etapa de recuperación. Además, cada fórmula se adapta por lo general a la constitución física individual del paciente. Otro factor que influye la fitoterapia contra COVID-19 es la época del año durante la cual se receta, es decir que las fórmulas prescritas al principio de la epidemia en pleno invierno se modificaron con la transición a la primavera. (Existe una fórmula herbal COVID-19 de amplio espectro que ha sido utilizada con buenos resultados por los chinos durante todas las etapas de la enfermedad, que sufre algunas modificaciones según la presentación de los síntomas. Esta fórmula se llama 清肺 排毒 汤 Qing Fei Pai Du Tang.) Así se aprecia, como lo señalé anteriormente, cuán complejo es el tratamiento de MCT contra COVID-19.


El propósito de este artículo es presentar tácticas de prevención, dado que la mayor parte de la población occidental no tiene acceso a la fitoterapia china ni a especialistas en medicina china que puedan recetar la fórmula adecuada.


¿Qué podemos hacer para prevenir la enfermedad o para aliviar los síntomas de aquellos que ya la padecen? ¿Acaso hay alternativas más allá de las recomendaciones de los especialistas en infecciones, como lavarse constantemente las manos y evitar conglomeraciones, para disminuir el riesgo de enfermarnos y para mantenernos sanos durante la pandemia?


La respuesta es SÍ, y a continuación describiré medidas basadas en substancias clave al alcance de todos. (Les advierto que tan pronto como se publique este artículo, los "especialistas" se apresurarán a afirmar que "no hay evidencia" de que las recomendaciones enumeradas a continuación sean efectivas. Pero no sólo dichos “especialistas” preferirían que nos quedáramos sentados en casa a lavarnos las manos todo el día, sino que de hecho SÍ existe una cantidad considerable de evidencia disponible en publicaciones científicas respetables que respalda el efecto antiviral de las medidas enumeradas a continuación, incluida su actividad antiviral efectiva contra diferentes cepas del virus corona).


Las recomendaciones a continuación se basan en la literatura médica china publicada en China, en combinación con mi experiencia personal de más de 30 años como médico tradicional chino. He intentado traducir y adaptar las estrategias utilizadas con éxito en China de manera que la población occidental tenga fácil acceso a ellas. Extiendo una invitación a los especialistas en medicina china a ponerse en contacto conmigo directamente para obtener protocolos de acupuntura, moxibustión y fitoterapia más precisos para la prevención y el tratamiento contra COVID-19.


Para facilitar la comprensión de las recomendaciones a continuación, es útil entender el comportamiento básico de SARS-CoV-2 . El virus tiende fuertemente a atacar los sistemas de los pulmones y el bazo (aquí no me refiero al bazo anatómico, sino el bazo desde la perspectiva de la medicina china. Estoy consciente de que la mayoría de los lectores no conocen el sistema de bazo en medicina china, por lo que es deseable primero estudiar un poco sobre este sistema en la MTC)..


Los primeros síntomas aparecen después de varios días tras la exposición al virus, generalmente entre dos y cinco según los datos tanto chinos como occidentales que he visto, aunque sospecho que muchas personas se enferman también después de dicho periodo. Según los últimos estudios, el virus puede permanecer vivo en superficies duras hasta tres días, lo que significa que si una persona infectada con el virus estornuda, tose o respira sobre un objeto, ¡listo!, ese objeto portará el virus para el fácil contagio.


El resultado es que en lugares donde el virus existe, es prácticamente imposible no entrar en contacto con él, y por ende es importante saber cómo protegernos contra él.



Estrategias de prevención contra COVID-19


La prevención incluye fundamentalmente dos componentes:


  1. aumentar nuestra capacidad para vencer al virus, en otras palabras fortalecer las capacidades defensivas del cuerpo (lo llamado sistema inmune en el Occidente), y

  2. utilizar substancias o técnicas que directamente desactiven el virus o que lo maten directamente. Ambas estrategias pueden aplicarse en conjunto para un enfoque preventivo mejorado.


Las estrategias preventivas pueden subdividirse en dos subcategorías: " qué hacer" y "qué no hacer". Comencemos con los "qué no hacer", ya que son relativamente pocos y directos:


  • Siga las directivas básicas del ministerio de salud: Evite el contacto con cualquier persona enferma, especialmente si es mayor de edad o si padece de una condición médica preexistente moderada o grave;


  • Reduzca el consumo de alimentos crudos y bebidas frías;


  • No tome antibióticos, pues no sólo no son efectivos contra los virus, sino más importante, desde la perspectiva de la medicina china, dañan el bazo e interfieren fuertemente con las primeras etapas de la formación del sistema inmune.


  • Reduzca o evite del todo el azúcar.


El "qué hacer" se subdivide en dos subcategorías principales: acciones accesibles a todos, y acciones que requieren de un especialista. Si bien la ruta de ayuda profesional utiliza herramientas específicas para mejorar las capacidades defensivas, uno puede tomar medidas preventivas efectivas también sin ella. Con respecto a la ayuda del personal médico profesional, sólo puedo recomendar y comentar sobre la utilidad de la medicina china con fines preventivos, que incluye acupuntura y moxibustión, ya que ésta es mi única área de especialización. Estoy seguro de que los naturópatas, homeópatas, profesionales de la medicina ortomolecular, etc., han desarrollado sus propios protocolos e ideas sobre cómo prevenir o tratar COVID-19. Consulte con su profesional calificado de confianza para obtener ayuda a nivel profesional.


Las acciones accesibles a todos para prevenir COVID-19 son bastante simples y asequibles. Hay una serie de substancias que ayudan a combatir eficazmente al virus y que ayudan al cuerpo a evitar infecciones. Como se señaló anteriormente, la literatura china discute el uso de fitoterapia china con fines preventivos y de tratamiento, y aquí presentaré sustancias y técnicas disponibles para los occidentales basadas en algunos de los conceptos de la medicina china. Se recomienda que toda persona que sufra de una condición sería preexistente, incluido el embarazo, consulte con un profesional calificado antes de adoptar cualquiera de las recomendaciones siguientes.


1. Aceite de Orégano

El aceite de orégano es una sustancia antibacteriana y antiviral muy potente (sí, los estudios existen y pueden encontrarse si se logra sobrepasar la campaña en línea de desacreditación de remedios naturales). Se recomienda obtener un aceite de orégano previamente diluido en aceite de oliva, y no el aceite esencial puro. Oreganol P73 es una formulación muy potente a base de orégano silvestre, pero el aceite de orégano común funciona igualmente. Es importante obtener el aceite de orégano en una solución líquida y no encapsulado, en píldora o tableta. Esto se debe a que es deseable que los vapores del aceite lleguen a los pulmones, que como se señaló anteriormente es una de las dos áreas principales atacadas por SARS-CoV-2. El aceite encapsulado resulta menos efectivo para los pulmones, aunque funcionará adecuadamente para el tracto digestivo. Asegúrese de que el aceite posea un aroma fuerte al abrir la botella, señal de que no es un aceite barato y de poca potencia.


El aceite de orégano es la primera opción para prevenir o mitigar COVID-19 por su acción sobre los dos sistemas atacados principalmente por este coronavirus, los sistemas pulmonar/respiratorio y de bazo/digestivo.


La administración correcta del aceite de orégano maximiza su efectividad. Coloque 3-5 gotas en medio de la lengua y manténgalas allí sin tragar. A medida que los vapores del aceite comiencen a liberarse, respire profundamente por la boca y contenga la respiración en los pulmones alrededor de 5 segundos, luego exhale lentamente por la nariz. Repita este proceso de 10 a 15 veces antes de ingerir lentamente el aceite. Esto maximizará la acción del aceite sobre los pulmones al inhalar y sobre los senos paranasales al exhalar.


Repita el tratamiento con aceite de orégano dos veces al día. Si se encuentra en un entorno de alto riesgo o expuesto a quienes tienen COVID-19, es posible también aplicar una gota o dos de aceite de orégano justo debajo de la nariz, en el área del "bigote", o colocar una gota en sus manos e inhalar los vapores varias veces por hora. El aceite de orégano tiene un sabor fuerte y puede arder un poco al tragar, pero uno se acostumbra con el uso. Si no se tolera, diluya en un poco de agua y siga las instrucciones anteriores.


2. Difusión de aceites esenciales

La difusión de aceites esenciales en el hogar o ambiente de trabajo puede ayudar a prevenir infecciones, no mediante la erradicación del virus, aunque ésto es posible, sino gracias a su efecto interno al inhalar sus vapores a medida que se dispersan en el ambiente. Recordemos que SARS-CoV-2 tiene una afinidad muy fuerte por los pulmones, y la inhalación de aceites esenciales difundidos, por sus propiedades antivirales, es una ruta de suministro muy adecuada para tratar este virus.


La cuestión es cuáles aceites se deben usar. Si bien existen muchos aceites disponibles, basado en los estudios del uso de aceites esenciales por sus propiedades antivirales, especialmente en relación con coronavirus, el uso de una combinación de eucalipto, ravensara aromatica, arbol de té y laurel (Laurus Nobilis) debería funcionar para prevenir o mitigar la infección por SARS- CoV-2.


Coloque dos gotas de cada uno de los aceites anteriores en un difusor y difunda en su entorno dos veces al día. Es muy sencillo improvisar un difusor casero por lo que no hay necesidad de comprar un difusor especial. Simplemente ponga un poco de agua en un tazón, agregue los aceites esenciales y coloque una vela encendida debajo del tazón. El calor de la vela calentará el agua, vaporizando y difundiendo así los aceites esenciales. No es necesario pararse cerca del tazón para respirar los vapores, continúe con sus tareas y respire continuamente los vapores que llenan el ambiente de la habitación. Si se trata de un espacio amplio, es posible que necesite configurar dos o más difusores en diferentes partes del espacio.


Si por alguna razón no puede configurar un difusor, alternativamente se puede aplicar una gota de los aceites en la palma de la mano y frotar rápidamente las dos manos hasta que se evaporen mediante el calor, unos 15 segundos. Lleve sus manos semi-abiertas hasta el rostro y respire profundamente varias veces, conteniendo la inhalación durante 5 a 10 segundos. Al disminuir la potencia de los vapores, frote las manos nuevamente y repita el proceso. Cinco a diez repeticiones son suficientes. Es mejor cerrar los ojos al respirar debido a que los vapores de los aceites esenciales son muy fuertes. De la misma manera se recomienda que los aceites no tengan contacto directo con las membranas mucosas.


Si sólo puede obtener tres de los aceites anteriores, use tres. Si sólo puede obtener dos o incluso uno solo, use lo que esté a su disposición. Recuerde que incluso un poco de ayuda puede asistir al sistema inmunológico de su cuerpo a vencer el virus. Como una analogía, imagine que conduce un automóvil o una bicicleta. Un pequeño ajuste del volante o del manubrio puede ser la diferencia entre casi tener un accidente o chocar.


Como mencioné anteriormente, hay otras fórmulas de aceites esenciales antivirales disponibles; si decide utilizar una formulación diferente, asegúrese de comprobar su efectividad antiviral contra otras cepas de coronavirus, y de que los aceites tengan una afinidad primaria con los pulmones.


3. Vitamina C

Los chinos han usado altas dosis de vitamina C con buenos resultados en la batalla contra COVID-19. En entornos médicos, se administran dosis muy altas por vía intravenosa como tratamiento a enfermos, pero como medio de prevención se pueden tomar menores cantidades. La dosis recomendada es 4,000-6,000 miligramos por día, dividida en 3-4 porciones. Parece haber evidencia de que la vitamina C liposómica se absorbe mejor que otras formas, aunque su costo es mayor que la vitamina C convencional. Altas dosis de vitamina C por vía oral pueden afectar a personas con sistemas digestivos sensibles. En ese caso se recomienda vitamina C amortiguada que es más suave para el estómago, así como tomarla junto con los alimentos. En caso de diarrea, disminuya la dosis hasta que ya no cause diarrea.


4. Ajo

Los chinos utilizaron el ajo con buenos resultados. El condado de Le Lu en la provincia de Shandong, cuyos residentes son famosos por su producción y alto consumo de ajo, no reportó ni un solo caso de infección por SARS durante la epidemia de 2003-2004. Los propios médicos chinos que atendieron directamente a pacientes durante dicha epidemia de SARS, comían ajo crudo antes de tratar a los pacientes para evitar infectarse.


El ajo ha sido ampliamente estudiado por su gran gama de capacidades antimicrobianas y purificadoras, y tiene muchos usos para la salud. Contra COVID-19, debe tomarse crudo, masticarse bien y mantenerse en la boca durante uno o dos minutos antes de tragar, inhalando los vapores de ajo en los pulmones.


El ajo es el más económico de todos los remedios preventivos y también el más accesible. Es sabido que reduce la presión arterial, por lo que si padece de presión arterial baja, el ajo puede provocar cansancio y agotamiento, y potencialmente mareos si la presión arterial baja demasiado.


5. Plata Coloidal / Iónica

La plata coloidal es una sustancia antibacteriana y antiviral fantástica, al grado que quizás debería encabezar la lista. Si no la encabeza se debe a que existen algunas dudas sobre su adecuacidad dada la forma en que COVID-19 se manifiesta .


Los chinos descubrieron que, en su origen, durante la temporada de invierno, COVID-19 se manifestó como un ataque de frío y humedad que a menudo se transformó en calor y, finalmente, en otras manifestaciones patógenas a medida que progresa la enfermedad. El tratamiento a base de hierbas durante la fase fría y húmeda se basó en hierbas que disipan y calientan el frío y transforman, disipan y secan la humedad. (Este lenguaje puede parecer un poco técnico y poco familiar, pero siga leyendo). El uso de sustancias medicinales, o incluso el consumo de alimentos que inducen humedad o frío está altamente contraindicado (no recomendado) en esa etapa de la infección, ya que estos productos sólo fortalecen el proceso patogénico y debilitan la capacidad del cuerpo para defenderse. Precisamente por esta razón es que son indeseables los antibióticos (que son fríos y promueven la humedad en el cuerpo, tales como la candida), los alimentos crudos (que son fríos) y el azúcar (que promueve la humedad).


La plata coloidal es una sustancia con una naturaleza relativamente fría. Como tal, es muy apropiado para condiciones que son calientes, y es extremadamente útil para muchas condiciones bacterianas y virales. La he usado con muchos pacientes a lo largo de los años con gran éxito tanto interna como tópicamente, tratando infecciones peligrosas como SARM (estafilococo aureus resistente a la meticilina), neumonía y condiciones de sepsis. También la he encontrado muy útil en el tratamiento de enfermedades agudas en animales, tanto tópica como internamente según lo requiera la afección en cuestión.


En este momento no me queda claro que la plata coloidal deba utilizarse por si sola como sustancia preventiva para COVID-19. Tampoco está claro que deba usarse como un tratamiento independiente para la infección por SARS-CoV-2 si la enfermedad se manifiesta como un ataque en etapa inicial de frío y humedad (una cubierta blanca relativamente gruesa en la lengua es indicativa de frío y humedad). Dicho esto, es un excelente antiviral y antibacteriano que debe ocupar un lugar indispensable en el botiquín del hogar. Si un enfermo de COVID-19 no presenta manifestaciones de frío y humedad, la plata coloidal es ciertamente una opción adecuada como parte de una estrategia de tratamiento. A medida que el clima cambia y nos adentramos más en la primavera, COVID-19 puede manifestarse de manera diferente, incluso en sus etapas iniciales, y la plata coloidal puede ser apropiada como estrategia preventiva. Lamentablemente, todavía no cuento con suficiente información para hacer esta recomendación.


04 de abril de 2020 Actualización

6. vitamina D La vitamina D no era originalmente parte de las recomendaciones de prevención de COVID-19, ya que es más útil para el fortalecimiento del sistema inmunológico a largo plazo y menos útil para la necesidad aguda presentada por la pandemia actual. Pero en este punto, reflexionando sobre la trayectoria y la enfermedad y la posibilidad de que el virus pueda estar con nosotros por un tiempo, que pueda volver en oleadas como sucedió durante la pandemia de gripe española de 1918-1920, o que pueda mutación, pensé que era mejor recomendar a las personas que comenzaran a adoptar un enfoque proactivo que ayudara a desarrollar el sistema inmunológico de una manera más fundamental La dosis recomendada de vitamina D es de 5000 i.u. por día. La exposición diaria de un área significativa del cuerpo a la luz solar, sin protector solar, puede hacer que el cuerpo produzca su propia vitamina D en dosis significativas. Aquellos que viven en climas más fríos, o que no salen al sol, probablemente necesiten un suplemento con píldoras de vitamina D.


En resumen, ahora posee una serie de herramientas que pueden ser útiles para prevenir la infección por el virus SARS-CoV-2, herramientas inspiradas en la experiencia de los chinos para enfrentar con éxito la epidemia, adaptadas a lo que tenemos disponible en el occidente. No hay necesidad de entrar en pánico, ni de volverse loco y tomar todo lo enumerado anteriormente pensando que ¨cuanto más, mejor¨. Use 2-3 de las sugerencias, descanse lo suficiente, aliméntese bien, haga algo de ejercicio, tome el sol, reduzca lo más posible los niveles de estrés y viva su vida.


Estrategias de tratamiento contra COVID-19


Este documento estaba originalmente enfocado sólo a prevención contra COVID-19, pero dada las crecientes estadísticas internacionales de infecciones por el Coronavirus y el creciente número de muertes en Italia, España y otros países, he considerado necesario incluir también modalidades de tratamiento.


Al abordar estrategias de tratamiento contra COVID-19 me he enfrentado a un par de cuestiones problemáticas. El principal problema es que la infección presenta una serie de manifestaciones distintas que deben tratarse de manera diferente desde la perspectiva de la medicina china. Un vistazo rápido a la literatura sobre el tratamiento de COVID-19 con medicina china (mucha de la literatura se encuentra ahora disponible en inglés) demuestra algunas de las estrategias de diferenciación utilizadas por los médicos que trataron con éxito la epidemia de COVID-19 en China [i]. ¿Qué significa diferenciación? En esta situación, COVID-19, en el lenguaje de la medicina china, se manifiesta como frío-humedad, humedad-calor, humedad-toxina, epidemia-toxina etc., cada una de estas manifestaciones se trata de manera diferente. Resulta así una tarea difícil elaborar una estrategia de tratamiento tanto para los occidentales que no tienen acceso a las hierbas chinas, como para los mismos profesionales que saben cómo usar dichas hierbas correctamente.


Sea como fuere, dado el número de personas enfermas, y de muertes, creo que resulta una necesidad urgente intentar elaborar una estrategia de tratamiento de amplio espectro que sea sencilla y directa, y que sea accesible a las personas en Occidente. Como en el caso de las estrategias de prevención presentadas anteriormente, las siguientes recomendaciones de tratamiento se basan ampliamente en los patrones de síntomas descritos por los médicos de la medicina china que superaron con éxito el actual coronavirus en China.


Debido al gran número de enfermos, y a que el mundo alopático (occidental) no está capacitado en el uso de enfoques no farmacéuticos, y a que actualmente no hay medicamentos alopáticos efectivos disponibles contra COVID-19, asumo que las recomendaciones esbozadas aquí serán principalmente adoptadas por la gente común. Siendo ese el caso, proporciono algunos principios básicos de tratamiento a tener presentes al administrar los tratamientos.


  • El tratamiento de situaciones agudas siempre debe ser más fuerte que la patología. Esto significa que por lo general la cantidad de hierbas y otras sustancias administradas para combatir la enfermedad debe administrarse en una dosis suficientemente alta y con suficiente frecuencia para superar la enfermedad. En el caso de un enfermo de coronavirus grave, esto significa despertar a la persona para administrar las sustancias medicinales a tiempo, a lo largo del día.


  • La persona tratada debe ser observada regularmente. Si los tratamientos descritos aquí están funcionando, se deberá notar una mejoría rápida, al cabo de uno o dos días de tratamiento. (En China, los médicos de medicina china evaluaron las fórmulas después de tres días de tratamiento para determinar la necesidad de continuar o ajustar dicha fórmula. Los informes médicos en el campo notaron cambios positivos en los síntomas de los pacientes incluso después del primer día de tratamiento.) Los signos de mejoría relativamente fáciles de notar incluyen: disminución de la fiebre; mejoría de la respiración, incluyendo disminución de la flema; aumento del apetito; cambio del color facial; voz más fuerte, etc. Si no hay ninguna mejoría después de dos o tres días, la estrategia debe re-evaluarse, preferiblemente con ayuda profesional.


  • Los tratamientos deben continuar con las dosis altas recomendadas aquí hasta que la persona esté claramente fuera de peligro. Sí al disminuir las dosis de tratamiento, la persona vuelve a deteriorarse, aumente inmediatamente las dosis a los niveles efectivos originales.


  • Después de la resolución de la etapa aguda, es muy importante que siga una etapa de reconstrucción, particularmente en personas de edad avanzada o aquellos que sufren de condiciones preexistentes como enfermedades cardíacas, diabetes, enfermedades pulmonares o renales, etc. Existen informes de personas con enfermedades crónicas preexistentes en China qué superaron la infección de coronavirus, pero que sin embargo fallecieron después de ser dados de alta del hospital. Es pues de suma importancia proporcionar cuidado continuo hasta que el paciente recupere toda su fuerza, y no simplemente abandonarlo al no presentar una infección activa.


Es esencial usar alimentos como medicina en la etapa de recuperación cuando no se tiene acceso a fitoterapeutas capacitados profesionalmente. Son deseables los caldos y las sopas, en particular la sopa de pollo y los caldos de carne, cocinados con verduras de hoja verde y tubérculos. Las sopas deben cocinarse durante largo tiempo para extraer los elementos deseables del pollo o la carne y las verduras; el paciente no necesita comer carne y verduras, pues de hecho puede encontrarse demasiado débil para masticar, pero beber el caldo caliente le proporcionará la mayoría de los nutrientes necesarios. En esta etapa todavía se recomienda evitar las ensaladas y los alimentos crudos, así como las bebidas frías, los productos azucarados y los alimentos fritos y grasosos. El té caliente es casi siempre adecuado.


Especial cuidado debe tenerse en proporcionar sólo pequeñas porciones en cada cucharada al paciente que aún se encuentra débil, ya que corre el riesgo de aspirar la comida, es decir que los alimentos bajen por las vías respiratorias, lo que provoca tos que a su vez causa asfixia. Si comienza a toser y a asfixiarse, rápidamente póngalo en posición vertical y de palmadas en la parte superior de la espalda para ayudar a desalojar el objeto ofensivo.


Protocolo Básico de Tratamiento COVID-19


Las siguientes recomendaciones deben aplicarse de manera simultánea para obtener un mejor resultado. A partir de esta actualización (28 de marzo de 2020), han comenzado a llegar informes del campo de personas que utilizan con éxito el protocolo para resolver su infección. También hay informes en los medios de comunicación de hospitales en el oeste que comienzan a usar altas dosis de vitamina C por vía intravenosa para tratar con éxito a pacientes con el coronavirus.

Es de suma importancia comenzar un protocolo de tratamiento ante los primeros signos de enfermedad. Esta enfermedad avanza muy rápidamente a una etapa crítica, por lo que un tratamiento temprano intensivo puede ser la diferencia entre la hospitalización y una recuperación rápida. Si uno tiene incluso un solo signo o síntoma de COVID-19, comience inmediatamente el protocolo de tratamiento.


1. Aceite de Orégano

Oreganol P73 es el aceite deseado; si no está disponible, use cualquier aceite de orégano diluido en aceite de oliva disponible . El aceite de orégano debe tener un aroma potente y picante al abrir la botella indicativo de buena calidad. Lo contrario es una indicación de que el producto es de calidad inferior y de ser posible debe obtenerse una marca diferente . Al igual que con la estrategia de prevención, la forma líquida es más deseable que la encapsulada. Anime al paciente a practicar la inhalación descrita en la sección de prevención de este documento. Si el paciente se encuentra demasiado débil para inhalar profundamente, es suficiente que mantenga el aceite en la lengua y lo trague lentamente.


Si hay síntomas digestivos concurrentes, agregue aceite de orégano en forma de píldora / cápsula. Insisto que Oreganol P73 es la sustancia deseada. Si no la tiene disponible, use el aceite de orégano a su alcance.


Dosis:

  • Aceite: 5 gotas en la lengua, cada 3-4 horas

  • Píldoras / Cápsulas: 1 píldora cada 3-4 horas


El aceite y las píldoras se pueden usar simultáneamente cuando hay síntomas respiratorios y digestivos. He usado el aceite de orégano clínicamente a lo largo de los años con gran éxito para tratar infecciones virales y bacterianas. Se ha demostrado que el aceite tiene efectos antivirales y antibacteriales tanto en estudios in vitro como in vivo, incluso contra el coronavirus responsable de la epidemia de SARS de 2003-2004 [ii] [iii] [iv].



2. Vitamina C

China utilizó con éxito altas dosis de vitamina C por vía intravenosa. La dosis varía entre 20 y 40 gramos, dependiendo de la gravedad del paciente [Vi] Si la terapia de vitamina C intravenosa no es una opción, use vitamina C por vía oral. Al principio de la enfermedad, es mejor tomar la vitamina C por vía oral en dosis más moderada, y progresivamente aumentar la dosis.

Dosis oral de vitamina C:

  • Enfermedad leve: 2000mg cada 3 horas. El paciente debe recibir por lo menos 10,000 mg/día

  • Enfermedad moderada: 3000mg cada 3 horas. El paciente debe recibir por lo menos 15,000 mg/día

  • Enfermedad grave: 2500mg cada 2 horas, el paciente debe recibir por lo menos 18,000-20,000mg/día

Con estas altas dosis algunos pacientes experimentar diarrea. Si eso ocurre, reduzca la dosis en incrementos de 500-1000 mg por dosis hasta que ya no se presente diarrea.



3. Plata Coloidal

La dosificación de plata coloidal o iónica varía según el fabricante. En situaciones críticas, es mejor errar al administrar una dosis mayor que una menor. Algunos fabricantes prescriben una "dosis de mantenimiento" y una "dosis de tratamiento". Use la dosis de tratamiento recomendada. Si es plata coloidal de preparación casera, use ½-1 cucharadita por dosis. La plata coloidal debe administrarse cada 2 horas en situaciones críticas, y cada 3-4 horas en situaciones graves.


Si tiene un nebulizador disponible, el líquido de plata coloidal se puede nebulizar e inhalar directamente hasta los pulmones. Este es el vehículo preferible. Sí no hay nebulizador, simplemente administre la plata por vía oral.


Como se mencionó anteriormente, he usado plata coloidal con éxito en el tratamiento de numerosas afecciones agudas a lo largo de los años, y a pesar de los continuos esfuerzos para desacreditar la plata coloidal, la estudios y la experiencia clínica del personal médico en todo el mundo continúan acumulándose [V].


4. Aceites Esenciales

Los cuatro aceites esenciales enumerados en la sección de prevención de este documento, eucalipto, ravensara aromática, laurel (Laurus Nobilis) y árbol de té, se deben usar como parte de la estrategia de tratamiento. Como en el caso de las otras sustancias recomendadas, la intensidad del tratamiento debe aumentarse y los aceites deben evaporarse en las inmediaciones del paciente de forma continua, día y noche.


Últimas consideraciones


Como lo indica el título de este documento, es mi creencia personal, avalada por mi experiencia profesional, que al enfrentarse con una enfermedad, más vale actuar inteligentemente que esperar pasivamente a que la enfermedad desaparezca como por acto de magia. Ha sido mi intención proporcionar aquí una serie de estrategias de prevención y tratamiento para ayudar a las personas que no cuentan con acceso a la medicina china o a otros especialistas no alopáticos.


El principio fundamental que debe tenerse presente es que incluso un poco de ayuda puede marcar la diferencia entre alguien que supera y se recupera de la enfermedad, y alguien que sucumbe ante ella. Mi experiencia personal en el tratamiento de pacientes críticos durante los últimos 30 años ha demostrado una y otra vez, que los medicamentos correctos, administrados en dosis lo suficientemente grandes y a intervalos adecuados, pueden lograr una recuperación rápida en pacientes que de otro modo se habrían deteriorado y sucumbido a su enfermedad.


No nos quedemos pasivos ante COVID-19. Utilice algunas o todas las herramientas mencionadas anteriormente y D-os mediante, compartiremos buenas noticias.


Nos deseo a todos nosotros éxito en defendernos contra esta epidemia. Es mi anhelo y mi bendición que podamos superar esta tormenta, que sepamos aprovechar esta oportunidad para revisar la dirección de nuestras vidas, y que salgamos de ella juntos, unidos por la humanidad.



Agradezco profundamente a los especialistas en medicina china que han recopilado y publicado sus hallazgos sobre el tratamiento y la prevención de COVID-19, y en especial a mi maestro, el Dr. Young Wei Chieh, por su generoso intercambio de ideas sobre la epidemia de COVID-19.




Noach Bittelman es un discípulo en línea directa del Maestro Young Wei Chieh, quien a su vez es un discípulo en línea directa del Maestro Tung Ching-Ch'ang, así como la más alta autoridad en el mundo en Acupuntura del Maestro Tung. Noach estudió Medicina China y Acupuntura en Taiwán la cual ha practicado continuamente durante más de 30 años en EUA y en Israel. Domina los idiomas chino, hebreo, español e inglés, e imparte cursos de Acupuntura Master Tung a nivel internacional.



[i] https://mp.weixin.qq.com/s/XvfY0tZikA65KQnnPPiUnA

La traducción al Inglés sigue el texto en chino

[ii]https://holisticprimarycare.net/topics/topics-h-n/infectious-disease/117-oregano-oil-proves-effective-against-coronavirus.html

[iii] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6182053/

[iv] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23484421

[v] https://bit.ly/3bhA1wX

[vi]https://www.youtube.com/watch?time_continue=278&v=54D62zap67c&feature=emb_logo